Redes Sociales, ¿Son tan positivas cómo creemos?

Redes Sociales, ¿Son tan positivas cómo creemos?

redsocial

Las redes sociales están cada vez más unidas a nuestro día a día, haciendo relevante nuestra rutina, nuestras decisiones, haciendo participes a los demás de cada uno de los cambios positivos y negativos a los que nos enfrentamos y en la medida que resaltamos nuestros logros, aumentando nuestra autoestima.

Esta nueva forma de comunicación, facilita de forma objetiva el contacto entre personas, con las que no podríamos o sería más difícil establecer una relación fluida. Pero es precisamente la función básica de estas redes, el contacto con las personas, lo que más favorece la adicción a ellas.

¿Existe la adicción a las redes sociales?

No dudaremos de las cualidades positivas que tienen. Nos sirven como herramienta, como ventana, a personas que tengan dificultades para relacionarse en su entorno, o como búsqueda y ampliación de nuevos contactos. Pero al igual que tienen estas características, su uso abusivo puede dar lugar a comportamientos negativos.

Es tan potente el refuerzo que se obtiene de la atención recibida por estos canales, que podemos caer en la tentación de comprobar y consultar con elevada frecuencia el estado de nuestras páginas. Nos podemos ver accediendo cada cierto tiempo a nuestro perfil, buscando esa dosis de refuerzo positivo y por tanto sintiendo cada vez más la necesidad de utilizar esta forma de comunicación, dejando de lado la comunicación más tradicional.

En el momento en el que necesitemos este feedback para sentirnos bien, en el que realicemos publicaciones con el fin de conseguir esta atención social, será cuando tengamos que estar pendientes del uso que estamos haciendo de ellas. Su uso ya no estará relacionado con una comunicación positiva, sino con la necesidad de recibir esa aprobación, esa atención, para sentirnos bien.

Levantarse por la mañana y que consultar los mensajes sea la primera actividad que realicemos, estar rodeados de amigos y mantenernos pendientes del móvil o sentir ansiedad cuando no podemos acceder a estas páginas por estar en el trabajo o en clase, son un ejemplo de conductas que nos pueden dar una pista sobre si el uso que estamos haciendo de estas redes se está convirtiendo en abuso.

Será por tanto importante controlar el nivel de implicación y buscar ayuda si fuera necesario para prevenir una futura adicción.

Puedes leer este artículo y otros en www.gabinetedepsicologia.com

Fotografía: StockMonkeys.com

Soy licenciada en Psicología Clínica desde el año 2006. Cuento con una amplia trayectoria profesional en la práctica de la psicología clínica.

Soy experta en la terapia cognitivo conductual, especialmente en trastornos de ansiedad, estrés y autoestima.

Mi contínua formación me ha llevado al aprendizaje y aplicación de herramientas de diversas orientaciones psicológicas, con las que puedo ayudarte a manejar emociones, creencias y comportamientos, de una forma adaptada a tus necesidades.

2 comentarios sobre “Redes Sociales, ¿Son tan positivas cómo creemos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *