Depresión

¿Qué es la depresión?

Es un serio trastorno emocional que implica cambios importantes en nuestra forma de sentir, pensar y actuar.

El mundo nos parece un lugar hostil y absurdo. Nuestra interpretación sobre nuestra realidad, cambia. Nuestra forma de pensar sufre modificaciones, tendemos a ver el lado negativo de las cosas, reduciendo nuestras actividades, volviéndonos más pasivos. Si esta inercia nos domina, llegaremos a una rutina en la que, de forma más o menos rápida, dejaremos de salir, de quedar con amigos, de tener experiencias positivas y reparadoras.

Esto que siento, ¿Es tristeza o depresión?

La tristeza es una emoción que aparece cuando hemos vivido una pérdida que alguien o algo querido (una persona, una relación, un trabajo, un objeto material, un estatus, un contexto..etc). Su expresión es necesaria, estamos expresando el dolor que nos produce esa pérdida y nos invita a pedir ayuda.

En los casos en los que esta tristeza aumenta su duración o intensidad, afectándonos en nuestro día a día, puede perder su utilidad y favorecer la aparición de la depresión.

Síntomas de la depresión

Estos son los síntomas que tendremos si estamos viviendo un trastorno depresivo, y que serán objeto de tratamiento psicológico durante la terapia.

Síntomas físicos

Cansancio continuo, fatiga, sensación de pérdida de energía, movimientos enlentecidos o por el contrario, agitación física, pérdida de apetito o aumento.

Síntomas emocionales

Podemos sentir tristeza, pérdida de interés, reducción en la capacidad para sentir placer, irritabilidad, irascibilidad, baja autoestima, bajo deseo sexual, ansiedad, angustia, sentimientos de inutilidad, culpa excesiva.

Síntomas cognitivos

Podemos tener dificultades en la concentración, sensación de pérdida de memoria, dificultad en la toma de decisiones, pensamientos recurrentes sobre el sentido de la vida, la muerte, ideas suicidas o tentativas de suicidio.

Síntomas conductuales

Insomnio, hipersonmnia, aislamiento, reducción en el número de actividades agradables que realizamos.

¿Qué tipos de depresión hay?

A la hora de clasificar los tipos de depresión, se tiene en cuenta la gravedad del trastorno, la duración, los síntomas expresados, etc.

Trastorno de depresión mayor

Trastorno de desregularización perturbador del estado de ánimo

  • Trastorno de depresión postparto

Trastorno depresivo persistente (Distimia)

Trastorno disfórico premenstrual

Trastorno depresivo inducido por sustancias o medicamentos

Trastorno depresivo no especificado

¿Cuáles son las causas de la depresión?

Conocer las causas de la depresión es algo que suele ayudarnos en el proceso, ya que muchas veces caemos en la pregunta de ¿Por qué tengo depresión? sin poder salir de ahí, sintiéndonos víctimas e incapaces de romper la espiral de malestar.

Las causas pueden ser multifactoriales. En el desarrollo de la depresión puede influir la vulnerabilidad biológica, nuestros rasgos psicológicos o los factores ambientales a los que estamos expuestos.

Causas externas de la depresión

Se determinan como causas externas aquellas experiencias vividas por la persona que han conllevado una pérdida dolorosa. Duelos, despidos, rupturas de pareja, pérdida de amistades, son ejemplos de situaciones que pueden estar en el origen de un cuadro depresivo.

Causas internas de la depresión

La causa fundamental de este tipo de depresión suele ser biológica. En estos casos la persona no asocia su malestar a suceso vivido externo. Suele haber un componente estacional o hereditario.

Causas orgánicas de la depresión

En estas situaciones el origen de la depresión suele estar vinculado a un aspecto fisiológico, orgánico como puede ser el caso de enfermedades, consumo de fármacos, anemias, trastornos hormonales, etc.

¿Cómo se relaciona la ansiedad y la depresión?

La ansiedad y la depresión suelen ser dos “amigas” que van juntas. A veces, cuando estamos en una situación de conflicto que necesitamos resolver y no lo conseguimos, puede aparecer la ansiedad. Aumentando ésta de forma progresiva y favoreciendo el sentimiento depresivo.

Sentimos ansiedad en el proceso de enfrentar aquello que queremos o tememos, y depresión al ver que, de momento, no lo podemos conseguir. Igualmente, la propia experiencia de sentir ansiedad altera nuestro estado de ánimo, sintiéndonos tristes por no sentirnos “bien”.

Beneficios del tratamiento psicológico de la depresión

Si decides trabajar en terapia para superar la depresión, podrás conseguir:

  • Ampliar el conocimiento sobre ti mism@, identificando qué sientes, cómo lo sientes y que te puede ayudar a vivir esas emociones desde la aceptación.
  • Conocer qué es la depresión, cómo funciona, cómo manejarla y prevenirla.
  • Solucionar situaciones del pasado que estuvieran pendientes, generando malestar en tu presente.
  • Aumentar tu autoestima, la conciencia de ti mism@, valorando todo lo que ya tienes.
  • Identificar aquellas creencias limitantes que te están condicionando, modificándolas o eliminándolas.
  • Cuidarte mejor, eligiendo aquellos comportamientos que te ayuden a digerir la emoción sin aislarte, o encerrarte en un bucle negativo.
  • Quererte tal y como eres.
  • Salir de la depresión.

¿Cómo superar una depresión con tratamiento psicológico?

¿Cómo puedo ayudarte en terapia?

El tratamiento psicológico de la depresión que te ofrezco, tiene un enfoque integrativo, en el que trabajaremos con técnicas y enfoques diferentes que han demostrado ser altamente eficaces. Siempre desde la aceptación del trastorno, no desde la actitud de lucha.

El proceso se iniciará con una evaluación psicológica en que se apliquen las herramientas necesarias tales como test, entrevistas, registros de conductas y hábitos, etc.

Una vez iniciado el tratamiento, uno de los enfoques terapéuticos que utilizaremos será el modelo cognitivo-conductual, desde el cual, abordaremos aquellas creencias irracionales que te están generando malestar, atenderemos las emociones y observaremos, para realizar los cambios funcionales necesarios, los comportamientos que están ayudándote a mantener la situación depresiva.

También utilizaremos técnicas expresivas de la Gestalt para tratar la depresión, con el objetivo de sacar fuera tus emociones, de expresarlas, de ponerlas delante de ti y escucharlas.

Buscaremos romper esa dinámica que sucede cuando estamos en una depresión, de aislarnos y retroalimentarnos constantemente de pensamientos y sensación negativas. Expresar lo que sientes será parte fundamental del tratamiento psicológico para dejar ir esas emociones.

Utilizaremos técnicas supresivas de la Gestalt que te ayuden a eliminar aquello que está influyendo en tu malestar. Aquello que impide que estés en contacto con tu día a día, aprenciando también los aspectos buenos que te rodean.

Para ello trabajaremos centrándonos lo más posible en el aquí y ahora, en el momento presente, intentando estar en todo lo que hacemos, manejando tus posibles ideas de preocupación sobre el futuro, y todas las exigencias que puedas estar soportando.

Utilizaremos técnicas integrativas, desde las cuales trabajaremos para que entres en contacto con tus necesidades, contigo mism@, con tu entorno, sintiéndote parte de él. Revisaremos tus creencias limitantes, aquellas que están influyendo en que te cueste hacer cambios positivos.

Así mismo, adaptándonos a tu objetivos, utilizaremos las últimas técnicas que han demostrado su eficacia en el tratamiento de la depresión como es el Mindfulness o la practica de la meditación.

Finalmente trabajaremos no sólo para que superes tu estado de ánimo depresivo, si no para que te sientas tu mismo en todas tus áreas, contextos y relaciones.

“Sé como tú eres, de manera que puedas ver quién eres y cómo eres. Deja por unos momentos lo que debes hacer y descubre lo que realmente haces”.

-Fritz Perls

 

Contacta aquí si quieres recibir más información sobre este tratamiento o solicitar una cita

Conoce los precios para la terapia individual