Organiza tus días de forma positiva

5 (100%) 1 voto

La organización de nuestro tiempo suele ser algo que tenemos en mente con frecuencia. Suele ser un objetivo compartido. Gestionar mejor las horas, buscar hueco a aquellas tareas que tenemos olvidadas, tiempo para cuidarnos. Garantizar nuestro descanso y llegar a tiempo a nuestras metas, es algo deseable.

Marcar una rutina, nos da sensación de estabilidad, estructura nuestros días. No se trata de volvernos rígidos, si no de organizar el tiempo, ser dueños de nuestras horas y alejar la sensación de que no controlo los días, de que no llego a aquello que me propongo.

La rutina, además, resulta reparadora si estamos atravesando situaciones novedosas, inestables, nos estamos adaptando a cambios laborales o personales, ya que nos darán un marco de estabilidad y control.

Son muchas las formas que tenemos de organizarnos. Hacer listas, horarios, usar agendas, usar dispositivos electrónicos, implicar a los demás en nuestros objetivos, fijar fechas,,etc.

A continuación vamos a ver dos herramientas visuales que nos van a ayudar a gestionar nuestro tiempo y a lo que es más importante, conocer en qué lo invierto. Esta información es fundamental. Es nuestra linea base. Necesitamos conocer en qué se nos están escapando las horas para valorar si queremos seguir manteniendo esa inversión o si preferimos hacer cambios y dar espacio a otras actividades, intereses, personas, etc.

Conoce dos estrategias para organizar tu tiempo

Por un lado, tenemos el diagrama Chronodex:

chronodex-diagram

y por otro, el Spiraldex:

spiraldex-negro

Como se puede observar, en ambos están reflejadas las horas del día. Incluyendo las horas de descanso, u obviándolas. Ambos diagramas nos permiten ordenar por horas nuestras actividades, permitiéndonos tener una imagen visual y rápida de nuestra organización.

Para mayor efectividad, usaremos códigos de color para cada actividad que queramos reflejar. De tal manera, que una vez manejados los códigos, los diagramas nos ofrezcan una información casi instantánea sobre cómo son nuestros días y que aspectos queremos cambiar.

Como apuntaba antes, podremos utilizar estas herramientas para conocer nuestros hábitos e inversiones temporales. y, una vez conocidos los datos, utilizarlos como un diagrama de propósitos a llevar a cabo.

¿Te animas a organizarte de esta manera?

 

Soy licenciada en Psicología Clínica desde el año 2006. Cuento con una amplia trayectoria profesional en la práctica de la psicología clínica.

Soy experta en la terapia cognitivo conductual, especialmente en trastornos de ansiedad, estrés y autoestima.

Mi contínua formación me ha llevado al aprendizaje y aplicación de herramientas de diversas orientaciones psicológicas, con las que puedo ayudarte a manejar emociones, creencias y comportamientos, de una forma adaptada a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *