Sintomas del Bruxismo, causas y tratamiento Psicológico

Sintomas del Bruxismo, causas y tratamiento Psicológico
4.5 (90%) 2 votos

Bruxismo-tratamiento psicológico

Conoce qué es el bruxismo, cuales son sus síntomas y su tratamiento psicológico. Actúa para prevenir sus consecuencias físicas.

¿Qué es el Bruxismo?

El bruxismo es el hábito de rechinar, friccionar o apretar los dientes durmiendo. Nuestra mandíbula está ejerciendo una fuerza intensa. Nuestros músculos mandibulares están activos como si necesitáramos masticar algún alimento. Sin embargo, este no es el objetivo, ya que estamos durmiendo. Posiblemente su funcionalidad sea la descarga de tensiones acumuladas durante el día, estrés, rabia, dando lugar a problemas dentales, en encías y mandíbula.

Es una práctica disfuncional, involuntaria y por tanto inconsciente, que generalmente se realiza por la noche, pero también puede aparecer durante el día. En la practica nocturna, nuestro rechinar de dientes puede durar hasta 4 horas, ejerciendo una descarga de tensión que puede triplicar la fuerza puntual con la que contactan nuestros dientes.

Es un trastorno bastante común en adultos, pero suele estar poco diagnosticado. Al ser una práctica nocturna, muchas personas no son conscientes de que están sufriendo bruxismo. Todos somos suceptibles de tener episodios puntuales, de diferentes intensidades en nuestra vida, estimándose que alrededor del 10-30% de la población, lo sufren de forma crónica.

Solemos darnos cuenta de este comportamiento cuando empezamos a levantarnos con dolor de mandíbula, apreciamos desgaste en nuestras piezas dentales o en una revisión odontológica, nuestro dentista nos pregunta,

¿Estás apretando los dientes?.

¿Tienes mucha tensión en tu día a día? 

Tipos de bruxismo

Vamos a encontrar dos formas de clasificar el bruxismo, según el tipo de movimiento ejercido, y según el momento del día.

En función del tipo de movimiento:

  • Bruxismo céntrico: se produce al apretar los dientes en una posición fija, sin movimiento, sin producir por tanto desgaste.
  • Bruxismo excéntrico: en este tipo de bruxismo, la persona fricciona los dientes, produciéndose la contracción y relajación de la musculatura implicada en el movimiento. En este tipo de movimiento se producen desgastes considerables.

Según el momento del día en el que se expresa:

  • Bruxismo durante el día: durante el día se manifestará como una presión o apretamiento dental. Es un bruxismo asociado al estrés, a emociones activadoras, que ocasiona menos desgaste que el bruxismo nocturno.
  • Bruxismo nocturno: aparecen movimientos rítmicos, intensos, continuos, en los que se rozan los dientes, produciendo sonidos descritos como rechinamiento dental. Se manifiestan en la fase de sueño ligero o REM.
  • Bruxismo diurno y nocturno

¿Cuales son los síntomas y consecuencias del bruxismo?

 

Los síntomas y consecuencias del bruxismo van juntos. Nos damos cuenta de que estamos apretando los dientes cuando nos duele la cabeza, la mandíbula, nos cuesta abrir la boca, nos duele el oído. Estos síntomas nos alertan del bruxismo y son su consecuencia. Podemos experimentar también:

  • Desgaste dentario acelerado, sensibilidad dental o fractura de piezas dentales.
  • Dolor en los músculos masticatorios, cervicales y dorsales.
  • Problemas en la articulación temporomandibular, que nos permite mover la mandíbula.
  • Sonidos de rechinamiento dentario que pueden alterar el sueño de otras personas.
  • Depresión.
  • Insomnio.
  • Trastornos alimentarios.

¿Cuales son las causas del Bruxismo?

Una de las causas del Bruxismo si no, la más importante, es el Estrés.

El estrés no expresado, contenido, no gestionado saludablemente durante el día, puede ser liberado durante nuestro “descanso”. La noche será el momento en el que podamos expresar el malestar vivido, la frustración, la angustia, la rabia que no estamos sacando durante el día consciente o inconscientemente.

Otro factor que puede influenciar es tener problemas de oclusión de los dientes, que haya un encaje deficiente entre los dientes superiores e inferiores. Igualmente, el factor fundamental será el emocional. En ausencia de estrés, y habiendo problemas de oclusión, no suelen aparecer problemas de Bruxismo.

Se plantean también como causa del bruxismo problemas de origen neurológico, endocrino, consumo de drogas o desórdenes del sueño.

 ¿Qué hacer si tengo bruxismo?, ¿Cómo evitarlo?

Si estos síntomas te encajan, si llevas tiempo con este malestar, y sientes que no es un hábito puntual de un momento localizado en el que hayas vivido estrés, te recomiendo que busques ayuda profesional.

El trabajo multidisciplinar te será útil y necesario, por lo que te animo a que valores estos tratamientos:

  • Tratamiento psicológico: iniciar una terapia te ayudará a conocer que factores emocionales están influyendo en tu malestar. Cómo estás expresando y canalizando tus emociones, si las contienes, qué callas. Puedes aprender a relajarte y tomar conciencia de lo que está expresando tu cuerpo. Si lo necesitas, aprender a poner limites, a pedir aquello que quieres obtener. En definitiva a gestionar el estrés.
  • Tratamiento odontológico: que un dentista pueda valorar el estado de desgaste de tus dientes, el riesgo de perdida de piezas dentales, la necesidad de utilizar una férula de descarga o protector bucal para dormir o la correción de posibles problemas de oclusión dental.
  • Tratamiento fisioterapéutico: que un fisioterapeuta te ayude con el dolor mandibular y de toda la musculatura implicada (cuello, espalda). Que puedas aprender ejercicios para ayudarte a relajarte durante el día y antes de ir a dormir.

Otras recomendaciones

Busca un estilo de vida saludable que te aleje de situaciones de estrés, o al menos, te ayude a manejarlo.

  • Practicar deporte, (o actividades como el yoga, la meditación),
  • Descansar, Alimentarte bien,
  • Tener tiempo para ti, para tu ocio,

Son practicas que te ayudarán a incrementar tu bienestar y reducir el bruxismo.

 

¿Quieres recibir más información sobre este tratamiento o solicitar una cita?

Conoce los precios para la terapia individual

psicologa-jana-betere-moreno

Soy licenciada en Psicología Clínica desde el año 2006. Cuento con una amplia trayectoria profesional en la práctica de la psicología clínica.

Soy experta en la terapia cognitivo conductual, especialmente en trastornos de ansiedad, estrés y autoestima.

Mi contínua formación me ha llevado al aprendizaje y aplicación de herramientas de diversas orientaciones psicológicas, con las que puedo ayudarte a manejar emociones, creencias y comportamientos, de una forma adaptada a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *